domingo, 29 de enero de 2017

Ocio: Podcast


El año pasado, llegué a tener sensación de agobio al escuchar música todos los días. A partir de ese sentimiento se empezaron a generar ideas, tal vez demasiado disparatadas por algo tan insignificante, sobre que mi tiempo musical era tiempo perdido en el que podría haber aprendido algo.

Así que comencé a buscar podcast. Desde hace aproximadamente 5 años me introduje al mundo del podcast, y no quise salir de nuevo. Es como escuchar programas de radio de contenido de alta calidad (claro, sus excepciones habrá), de temas del propio interés y con acceso al gusto: pausar, regresar, repetir.

La verdad es que sigo varios, pero hoy me limito a compartir dos. De una vez digo, que son de España, para que si no es del agrado del lector, no se lleve una sorpresa. Sin más preámbulo, comenzamos.


La Conjura de Ludovico

Con un nombre original, que desde principio te da la referencia al cine, por Naranja Mecánica/A Clockwork Orange, éste podcast te adentra al mundo de la psicología dentro de los filmes. 

La apertura siempre va de la mano con un dato histórico, un estudio científico o un fragmento literario del tema a tratar. Como ejemplo podría mencionar la entrada del episodio dónde hablan de "Mejor imposible/as good as it gets", donde se habla del amor y el Trastorno Obsesivo Compulsivo.

Con un ambiente agradable, ameno, inteligente, invitados profesionales y magníficos, este podcast es una degustación de culto para la mente, pero no por ello se torna complejo en mayor grado, pues aborda películas comerciales y no tanto: desde Love Actually hasta Ben X.

Al mismo tiempo, entre tanto y tanto, se agregan audios de escenas de la película tratada y música relacionada, ya sea del OST del filme o canciones que aborden el tema.



10 historias 10 canciones

Puedo decir que desde mi punto de vista, es el mejor podcast de música que he escuchado hasta hoy. El nombre lo dice todo explicitamente: son 10 canciones de las cuales se cuenta la historia o un dato curioso de la misma.

Cuando encontré este podcast mi sentido del oído y el amor por la música quedaron fascinados, pues me encontré con el especial de David Bowie y el de Leonard Cohen, quienes pasaron a otro plano a penas el año pasado...

Es un podcast ligero, entretenido y tranquilizante que proporciona una selección de música exquisita al mismo tiempo que invita a relajar y aprender curiosidades.

Por lo general, además de los especiales a figuras especificas, el podcast gira en torno a un concepto como "Canciones de Olvido", "canciones de sombras" o "los numero uno póstumos".

Una elección para cuando deseas escuchar algo más que música.



Para terminar solo quiero agregar que éstos podcast me han acompañado en momentos de deberes y quehaceres, haciéndolos mas llevaderos, en noches de insomnio que se han tornado placenteras, y en momentos de soledad haciéndome sentir parte de un grupo, de una charla, en dónde explotas al máximo tu capacidad mental que te deja un buen sabor de boca. 

Recomiendo entrar sus páginas y redes sociales, agregadas en el post, para tener acceso a ellos. Disfruten.



martes, 27 de diciembre de 2016

He sido bueno (frío) contigo.


Son demasiados los que tuvieron que partir, aquellos que no pudieron detenerse para dar una despedida, y así aliviar a quienes se quedaban con él corazón desgarrado, en las manos. Apretándolo. Deseando. Llorando. Rogando.

Cuando la mente vuelve a recordar la simplicidad de la complejidad que envuelve al tiempo, el apego, la vida y la muerte, todo se vuelve absurdo. La mente frágil puede perder la estructura y derrumbarse. 
Moenia. FNSM, 2016
 Miles de personas uniendo sus voces en un coro homogéneo, anhelando para su mundo, una respuesta.
Isla San Marcos, 2016
 Son los pactos que aunque fuera tiempo, pueden quedarse y revivirse.
Rueda de la Fortuna. Isla San Marcos, 2016
 El miedo de enfrentar un miedo. El gozo de experimentar el gozo.
Los Románticos de Zacatecas. UAA, 2016
 Son melodías que surgieron de poemas escritos por las manos de esos amantes solitarios, dueños de los protagonistas amores imposibles, nacidos en una cama de hubieras y cubiertos con sábanas de  promesas. Tirados en un jardín.

Algún lugar
Perderse en el rumbo del tiempo. A veces es necesario que alguien te jale de nuevo al mundo real y te recuerde que sigues ahí.
No estoy soñando
¿Cuándo es que se empieza a perder la cordura? Algunos lo describen como, literalmente, ir perdiendo la cabeza, un sonámbulo, un ambulante diurno, la segmentación del propio ser, el insomnio que se aferra a tu cuerpo de cada noche y las ideas exageradas pero siempre lógicas.
Expoplaza. Granizo. Julio, 2016
Como un sonámbulo que pone un pie frente a otro, a ciegas y sin rumbo. Después de una tormenta creada por morfeo, no puede recordar de dónde ha salido ni a dónde va. No hay sonidos al rededor. No hay de dónde sostenerse.
Jardín de San Marcos. Granizo. Julio, 2016
 Al final, siempre es duro admitir el deseo de tener un hogar cálido a dónde regresar, dónde llamar y tener la seguridad de que hay alguien al otro de la linea que cogerá el teléfono y que, con voz suave, dirá lo que el corazón anhela escuchar.
En espera de volver a casa.
Sin embargo, no importa cuan fuerte sea el deseo de la eternidad. El fin es el fin.
Los pájaros. Adiós.
Y cuestionar demasiado las cosas, como los miedos y la ternura, puede  mantener atrapado al ser en los porqués, y hacer que se deje a un lado lo esencial: enfrentar y sentir.
Los Gatos. Parque México, 2016
Encontrar lo grandioso en lo devastador, y lo despreciable en lo hermoso. No existe control fuera del ser.
Se acabó: Tranquilidad. 
Todo esta cambiando.
Finalmente. FIL, 2016.
Pero no es el fin.
Bengalas infantiles
No del todo. No aún. Solo del año.

domingo, 18 de septiembre de 2016

Treinta y tres (Canciones de cajón I)

Billy Corgan contó para un programa especial de Storytellers, bajo el sello de vh1, el significado - y por tanto la historia detrás- de algunas de sus canciones más emblemáticas, dentro de las cuales está "Treinta y tres", como se puede predecir por el título.

Yo escuché esa canción cuando tenía 12 o 13 años; siendo que "Mellon Collie & The Infinite Sadness" había sido el disco mas importante en ese momento de mi vida, disco que escuché tantas veces que empezó a rayarse, y aún hoy conservo con nostalgia. El disco doble que amé con locura y cuyo arte me hacia transformar realidades e imaginarme entre historias fantásticas de estrellas y gatos parlantes.

James Iha  y D'arcy, en una en uno de los fotogramas del video "Thirty Three"


A pesar de mis teorías sobre la letra de la canción, tanto propias como infundadas por lo que había leído acerca de las coincidencias sobre la vida de Jesucristo, al encontrarme el storyteller, sacié mi sed de curiosidad y no solo eso, si no que me dejó una lección.

"El año era 1994 y me acaba de mudar a una nueva casa (...) era hora escribir el nuevo álbum, el cual se llamaría Mellon Collie (...) fue la primer canción que escribí para ese álbum, la cual envuelve el espíritu de ese tiempo (...) Estaba esperanzado con la idea de que eventualmente y algún día, y parecía que iba a suceder, tendría una vida feliz. Pero no es lo que realmente quiero enfatizar de esta canción. La esperanza es el componente clave  de la vida porque uno debería tener esperanza y fe, para salir de la cama y hacer lo que sea en el mundo. En mi mente, en ese entonces, creo que tenía 27 años, y creía que lo había logrado. Supuse que tenía todo lo que uno podría querer en la vida: la esposa, el gato, la casa, el auto, el dinero y la fama... pero creo que lo que realmente trato de decir es que lo en realidad quería era un hogar feliz (...) cantar esta canción no me molesta porque yo entré a esas situaciones con las mejores intenciones y cuando descubrí que no eran para mi, las cambié"


El significado de la canción radica en eso "hace permanente lo efímero", supongo que por eso la frase de "i know i'll make it, love can last forever", siendo que se encontraba en un punto máximo de vida y sentía la necesidad de creer que duraría ese sentimiento, a pesar de que no fue así, reiterando que al menos lo intentó.

También explica que el título de la canción, a pesar de las teorías sobre la edad de Jesús que se encuentran en la red, es en realidad porque un amigo suyo le leyó las cartas de Tarot, siguiendo la historia de éxito a sus 27 años, diciéndole que a sus 33 años, la vida le cambiaría por completo.Y al parecer era cierto: para 1995 sacaría Mellon Collie & and The Infinite Sadness, su disco más aclamado y se estaría separando de su esposa, tramitándose el divorcio en el 97...

Justamente para el año 2000, cuando hacen el programa especial de vh1, es que efectivamente Billy Corgan tiene 33 años y puede contar la retrospectiva de su vida y como ve ahora la lírica de "Treinta y tres", con Adore y Machina, ya también publicados.

Tal vez de adolescente no pude entender de la mejor manera el mensaje dentro de ésta canción, pero conforme pasan los años, y en el contexto en que lo explica Billy, es ahora para mi un mensaje de -retomando las propias palabras de Corgan- esperanza y fe, de  recordar que el punto máximo de nuestra vida, radica en la felicidad propia y no la supuesta de los estándares, que se puede lograr tratando día con día y apreciando los momentos por los que vale la pena vivir.

viernes, 16 de septiembre de 2016

Mundana. Cuento*

He deicidio dejar de verle. Mundana ha sido su nombre de rebautizo, porque creo que si vuelvo a pronunciar su nombre, volveré a querer tocar sus pecas.

Todos piensan que somos pareja, y vaya que no podrían estar más equivocados. Ella solía tomarme de la mano todo el tiempo y besarme en las comisuras de los labios. A veces se sentaba en un lado y subía sus piernas en las mías, mientras me platicaba cómo y cuántos tipos habían estallado entre sus blancas piernas, tan sólo en el último mes. A veces entre cada relato, me cogía las manos y las colocaba en sus senos diciendo que era la parte que mas le gustaba de su cuerpo. Yo sólo sentía como la cara se iba tornando roja y trataba de safarme, haciéndole saber que en mi casa me enseñaron a respetar a las mujeres, entonces ella se reía y se recostaba en mi hombro, acercando su mano a mi entrepierna.

No tengo el recuerdo de mi primer contacto con alguna droga, pero se que ella podría ser una. Es como aquel día en Hache Uve, donde recuerdo haber estado esperándola. Dijo que quería verme, estar conmigo. Recuerdo ver pasar el segundero una y otra vez por el número nueve, mientras bebía vodka. Le llamé unas veintisiete veces, en 3 horas. En la última llamada, al sonar el cuarto tono, me contestó un tipo y escuché la risa de Mundana al fondo. Me colgó. Recuerdo estar intentado dejar de beber ese tarro transparente. Apenas llevaba un tercio bebido y mi cerebro gritaba "déjalo ya", cuando sentí un mareo y esa somnolencia insoportable, casi estuporosa, que me jalaba con gravedad a la mesa. Sin embargo, era más mi deseo de ver el tarro vacío que mi preocupación por mi estado mental, por lo que hice caso omiso al grito, y mis entrañas y parpados lo pagaron. 

La siguiente vez que vi Mundana me regaló un pastel. No me dio explicación alguna de la llamada o la voz del tipo, o de porque no llegó, sólo se comportó como si nada hubiera sucedido. No sé aún que pensar, pues no fue hasta que llevaba comida media porción, cuando decidió decirme que era con tetrahidrocannabinol. Reímos tanto rodando en el suelo mientras el pasto crecía y yo me sentía caer, que no me percaté de nuestra existencia hasta el día siguiente. Al despertar le propuse ir a vivir a un departamento y aceptó. Me dijo que cada noche intentaría violarme. Sentí un sudor frío y la boca seca. 

Di el depósito para el apartamento y firmé el contrato mientras ella se colgaba de mi brazo. Al salir de nuestro nuevo hogar, dijo que había cambiado de opinión. Su diminutas pecas se reían de mi.

Estoy en el departamento desde hace un mes sin saber de ella. Hoy me he levantado a las seis de la mañana porque me han traído un espejo de la tienda. La verdad es que siempre los he odiado, pero éste venía de regalo con la base del colchón. Al revisar el teléfono noto que me ha llamado ya veintiocho veces. En la última llamada ha dejado un mensaje diciendo que esta embarazada, que es mío, que lamenta haberme rechazado tanto, que va pagarme todo el dinero que me debe y que solo necesita abrazarme. Ha terminado el mensaje diciendo que lo nuestro es especial y que el bebé creciendo en sus entrañas esta hecho con amor de verdad, bajo los efectos del pastel.

Me falta el aire. ¿Esta embarazada? ¿De mi? Siento alegría y ganas de llorar... luego pienso en lo ridículo que es todo, pues al observar mi reflejo en el espejo que he recibido, noto mis lagrimas cayendo entre mis senos. No puede ser mío. Y Mundana no puede ser mía.

Dejar de verle es estar frente a ese tarro transparente, con aun dos tercios de alcohol, mientras sufro la necesidad de beberlo. He pensado en sacarme los ojos para no verle jamás, pero no hay algo que me aterre más que la anatomía del globo ocular siendo mancillada.


viernes, 22 de julio de 2016

Comunicación: un muro nos separa


Se da entre dos partes, un emisor y un receptor. Existe un mensaje y un código. Cada quién jugara el rol que no esté jugando el otro. El equilibrio se rompe cuando la intención en el mensaje no es captada por el otro, el momento en el que X dice "i'm blue" y Y entiende que "X esta manchado con pintura azul". Tal vez no es el mejor ejemplo, ni la mejor elección de palabras pues ni siquiera es una expresión que se use en español, pero desde ahí es dónde radica la interferencia.

He tenido tiempo libre, que esta a punto de terminar, y he vuelto a ver películas como  "Blue Valentine" y "Take This Walts"en dónde por falta de comunicación, o una comunicación inefectiva, algo construido durante años, se cae y queda fracturado para siempre. Lo mismo pasa, me parece en "Eternal Sunshine of The Spotless Mind", cuando un comentario alegre sobre hacer familia, termina siendo "un insulto" para la protagonista.



¿cómo se pasa de estar "bien" a estar "mal", en tan poco tiempo? Cuando no se da espacio para que ambas partes pongan cartas sobre la mesa, y se den cuenta que ambos están hablando desde mundos apartes, se están dando entender, están escuchando y están entendiendo el mensaje del otro.

¿Fácil? No, aunque sea lea fácil. Cada persona carga con una historia personal, única, que si bien puede tener cierto parecido con de los demás, no son iguales, y una palabra o frase puede detonar una emoción fuerte en Clementine cuando no es la intención de Joel. Un momento emocional manejado de manera inadecuada puede desencadenar en una caída libre.

Hablar y comunicar

La mente juega con nuestras propias palabras, suponiendo el pensamiento, creencias o palabras de la otra persona, formando ese muro, que ni siquiera esta ahí.

Para finalizar, reitero que hablo desde momentos y vivencias propias, los cuales han tenido desenlaces buenos, malos y terribles. Cuando ha terminado bien, es porque se llegó a un punto en el cual el color azul era entendido por ambos, sin que se impusiera que la otra parte compartiera el significado. Pero no por eso soy una persona experta en el tema; busco opiniones diferentes compartiendo en este espacio, lo que creo, esperando una retroalimentación nacida, de una mente diferente a la mía,



miércoles, 29 de junio de 2016

No lo había notado: 500 Days Of Summer


* El punto no es ser parte de la crítica que se ha hecho alrededor de la película o personajes (principalmente, sobre Summer). Es solo una visión, otro comentario personal de una persona cualquiera*

Para la entrada 50 del blog, ¿por qué no un 500?... 500 Days Of Summer (o 500 días con ella).
Al principio cuando vi el cartel de ésta película creí que se trataba de una película de adolescentes en la playa vacacionando, como otra comedia para ver, en una tarde de ocio. Tal vez fue por la imagen con que la anunciaban y mi torpe atención y falta de observación al ver el mismo.


Aún hoy me pregunto porque me topé con esta película, si, según mis vagos recuerdos, estaba buscando Donnie Darko. Después de encontrarme con ella en diferentes post, de ese entonces 2010 o 2011, decidí verla... y me sorprendió, para bien.


Desde el comienzo aclara lo que es y lo que no es: una historia que le podría pasarle a cualquiera.




La primera vez que la vi, podría decirse que la miré con el corazón hecho pedazos y entendí la visión de Tom Hansen, y repudié la actitud de Summer Finn. La he visto más veces de las que creí que la vería y siempre encuentro una nueva aportación.

Ahora, creo que todos hemos sido "el dejado" y "quien deja" (¿o no?), en una relación, al menos una vez, por lo que ya vivido esto, podemos decir que "el dejado" tiene una visión más sentimental y "quien deja" una más racional.



¿Qué no había notado? No sé si fue por la conveniente ceguera y sordera emocional (cada quien escucha lo que le conviene), o porque la había visto con doblaje y subtitulada al español, y no al inglés, pero no había notado:


"Aún no me lo había propuesto". ¡No recuerdo haber notado ese diálogo!.. por ende, siempre creí que la escena de "expectativas - realidad", era en una fiesta de compromiso de Summer. Pero no era así, aunque obviamente ya tenía una relación.

Retomando el contexto, aún algo desubicada pensé ¿Entonces por qué Summer baila con Tom? creyendo  yo, que era una forma de ella de reconciliación hacia retomar la relación. 



Cierto, cierto... si lo dijo.
No todas las acciones tienen un trasfondo mayor, y Summer trató de ser muy puntual  y racional desde el principio, con argumentos sobre su estado de soltería, el "no significado del amor", burlándose de ello y tratando de "ver" el amor, y no "sentirlo". Cuando alguien se expresa  el amor y las relaciones interpersonales de esa manera, difícilmente se puede decir que una relación con dicha persona se llevará a cabo de forma exitosa; es como poner caballos a rescatar a Humpty Dumpty.






Aunque es obvio que ciertas gesticulaciones, miradas y actos, parecieran indicar lo contrario a sus palabras, Summer deja en claro lo que quiere, y cuando Tom accede a mantenerlo casual, ella continua dicha relación, como ya se había puntualizado, de manera casual. Los límites que pudo poner Tom sobre lo que el verdaderamente buscaba, es decir una relación estable, son causa de una mal interpretación inmediata.







Tom, por el contrario, se guiaba más por el romanticismo, lo sentimental. Aunque ambos provienen de familias rotas, padres divorciados, Tom mantiene "el ideal del amor" en alto", como algo posible, real y cierto.

Desde el principio nos muestran la idea de que una persona cualquiera, en palabras de la propia película "promedio", puede significar algo más para la mirada de otro, como el Zorro y el Principito. Y aunque Tom tenía esa visión de Summer, no parece ser reciproco. 




Y cuando ese alguien comparte gustos similares a los nuestros, creemos que es el ideal, aun sin realmente conocerla.



Y entonces, se lleva a cabo un vínculo entre ambos, que podría ir tan bien o tan mal, según el espectador. El retomar frases que se dicen al principio y darles un enfoque diferente después, es una manera de ver como evoluciona la relación, prediciendo su inevitable desenlace.








Summer: Love?
Tom: Love?

Pero todo "noviazgo" llega a su final, siempre. Y lo mas sano es saber cuando terminar algo que no va hacia ningún lado, cuando no es confortable o las peleas son mas recurrentes que los momentos felices. Y siguiendo bien la secuencia, parece ser que Summer ha dejado de pasarlo bien (según mi opinión, porque sabe que no puede corresponder de la misma manera a Tom), y Tom esta aferrado a la idea de que todo va bien.






¿Por qué Tom sufre tanto? Porque esta aferrado a los buenos recuerdos, no esta siendo consciente de lo mal que también lo esta pasando al no tener "una relación segura", y se deja mover por las emociones y la melancolía, (ya hacia el final de la película), al rencontrarse con Summer y revivir en unas horas, los momentos felices que pasaron, sin tomar en cuenta los malos y lo que pudo haber sucedido, para llegar al presente.








Para que un vínculo funcione o deje de funcionar, los culpables siempre serán los involucrados. Las acciones y actitudes, tanto de Summer como de Tom, hicieron que lo estaban construyendo se derrumbara, porque las bases del mismo estaban en suelo inestable; una relación que comenzó casual, a pesar de la visión de Tom sobre ello, que fue tornándose romántica, a pesar de la visión de Summer.

Sin duda, uno de los diálogos que mas (me) duele, es cuando Tom (Recordándome ahora, un poco a "How I Met Your Mother" cuando Ted suela el "globo") se encuentra por casualidad a Summer y hablan sobre su último encuentro, y como Summer pasa de ser "una chica que no se siente comoda siendo nada de nadie" a ser "la esposa de alguien", cerrando toda posibilidad con Tom, quien accede a soltar esa relación.



El momento después de una ruptura amorosa, siendo "el dejado" o "quien deja", y si tienen o no una nueva relación, nos hace replantear la ideología que tenemos sobre el amor, y me parece que aquí queda muy bien escenificada, cuando los protagonistas se dan cuenta que han adoptado la postura opuesta a la que defendían al comienzo. 



Al final, creo que por más simple que parezca, esta película es más. Incluso los chistes, la forma no lineal de llevar la historia (que se muy bien no es la primera ni la punica), las tomas de infancia al comienso, el mini musical, un soundtrack que realza los mejores momentos de la película y la pseudo-película dentro de la película, la hacen más que una comedia (drama) romántica cualquiera.











Y si... Paul tiene razón.
Ella es mejor que la chica de mis sueños...

En esta película, se puede ver todo desde la perspectiva de Tom. Creo que no estaría mal que existiera una desde la perspectiva de Summer.