miércoles, 28 de enero de 2015

Vamos a tocar

... el
           violín
                           más
                                     pequeño
                                                         del
                                                                 
                                                                         mundo...



martes, 27 de enero de 2015

lunes, 26 de enero de 2015

Traguitos de colores

Para el dolor de muelas. 
Para reir llorando. 
No soy tu perra, Mike. No soy tu perra. 
Azul y rojo.
¿Estamos en la matrix?
Por eso me tomo los dos. 
Y otros dos.
Y otros dos.
...

Rojo. Y luego azul.



sábado, 24 de enero de 2015

viernes, 23 de enero de 2015

S. Drako: Mad World

Me encontré esto al buscar alguna canción que me hubiera gustado de ésta película. No la encontré, pero encontré esto:



¿ya vieron S. Darko? Si, Donnie Darko tiene "una segunda parte".

-Ema

jueves, 22 de enero de 2015

¡Comictlan 2015! Didi está presente :D



¡Saludines, amiguecitoshkys de la creación!


Aquí dejo unas fotografías de la Comictlan 2015, en dónde grabamos una cápsula para el podcast No Le Digas A Mamá.


Búho y su servilleta Ema (La mísmisima Didi en no no no persona), les deseamos una vida (ba dum tss) frikientosa y weirdisima.


Salón de la amistad/Centro de Convenciones Medrano. Aguascalientes, Ags. Enero 2015



El programa BI




Cosplay #Batman
Cosplayer # Mejibray #Drummer #VisualKei


A estas señoritas las veo cada convención. Hasta esta ocasión pude pedirles una fotografía.


¡Nuestros amigos de GARABATO studio!





Otro entrevistado, amiguecito ¡Alejandro Altamirano!



El último comic que tenía, y yo me lo llevé. ¡firmado! *-*


Al salir...
Fin del post, amigueshitoskys.

C ya!

Ema BI



martes, 20 de enero de 2015

Elise le dice a Alicia sobre el Martillo

Así que después de tanto tiempo, como creíste que pasaría, regreso sangrando a tu lado.
Llorando en silencio y sin nada en los ojos.
Sólo tú sabes que aprendí a llorar hacía adentro.
Reír hacía adentro también lo hago bien, pero reír es algo de que aún me gusta dar señal cuando es necesario
y cuando no hay fuerza,
y cuando no gana,
y cuando es más fuerte mi cascada lagrimal interior que ahoga mi risa,
entonces, se acaba.

Salen burbujas en forma de chispa de la comisura de mis labios y a veces, solo a veces, me noto ruborizar.

Me avergüenzo.
Siempre vuelvo.
Vuelvo a esconderme cual niña asustada y prometo jamas salir;
prometo que no hay nadie más en mi mundo de arena y sal;
en mis dedos de azúcar y mis litros de agua;
en mi falta de fuerza y odio hacia todo y todos por igual (no queremos discriminar).

(Te odio a ti bonita, te odio a ti fea [sabes muy bien, que no puedo diferenciar: yo siempre soy la fea, y ellas, oh ellas, son todas hermosas, odiosamente hermosas]; te odio médico y te odio familiar; te odio desconocido, te odio reflejo...)

Me has dicho entonces, por fin la verdad. Y la verdad es que siempre me dices la verdad.
Pero yo siempre me fijo demasiado en la puntuación y la palabra.
¿es que acaso soy muy exacta con mis preguntas? ¿O tú muy mal escucha?
Uno no procesa tanto lo que contesta, dicen. Pero es que yo tardo años 

(años en mi cabeza, en mi mundo) 

en contestar una pregunta, para así poder encontrar las palabras correctas, que expresen lo que digo exactamente en lo que exactamente quiero decir.

Ni una más ni una menos. 
Que mida, que cuente milimétricamente lo que siento.

Y sabes que los números me están volviendo loca.

Pero es mi problema con las malditas palabras.
Debería dejar de esculcar las palabras de otros. 
Ellos no son como yo.
(¿O acaso si lo son?)

Los "muy", "demasiado", "suficiente", son mi problema.

Pensándolo mejor, todo en un problema.

"Amor", "Molesto", "Enojado", "Triste", "Deprimido", "Estoy", "Soy"... 
Y la lista va seguir creciendo, asi que mejor me detengo, porque no queremos escribir el diccionario... 
(¿Queremos?)

porque ya no sé quien soy yo, ni porqué estoy aquí; ni porque ya no quiero vivir, ni porque me da miedo todo y me duelen las palabras indoloras hechas de verdad.

Hechas de cuerpo imperfecto.
De mi dudosa capacidad mental, que si bien, se encuentra retorcida, a veces no lo está tanto: cómo cuando por las noches estamos en auto bajo el cielo gris, que se hace negro. 

Y siento que me estoy muriendo, porque se la han tragado, los monstruos negros y esponjosos en el cielo se la han tragado...


Ahora ya no son mountros negros y esponjosos que viven en mi cabeza... ahora son monstruos reales que dicen: muy pequeños, DEMASIADO PEQUEÑOS, ¡¡¡DEMASIADO PEQUEÑOS!!!

Una razón para no querer ser más. Ya no quiero ser. Pero al no ser: No existo.

Tienes razón: Ya no quiero existir

lunes, 19 de enero de 2015

Adjetivo calificativo

La vida no es tan fácil ni tan difícil como nos la han pintado. Simplemente es vida. Está. Escoge tus propios colores. Vívela o muere.

domingo, 18 de enero de 2015

De agua el hogar

Se encuentra un libro, si ¡del Quijote!
para que también pueda salir a buscar una dulcinea
o tal vez con zapatos rojos pueda llegar a un lugar que no sea Kansas.

La gente gato me esta cantando
tal vez por eso taxidermio me causa gracia
y los gatos que no maúllan en mi cama
pero cantan
pero cantan

y así, solo así, no me siento a nadar
cuidando al nonato de mis sueños

¿y qué si siguiera lloviendo?
Yo no sé nadar
Le dije que aprenderíamos juntos
y mis manos pegajosas de rojo carmín
podrían sacar la bala plateada
de su corazón
o de una pierna
con la que me enseño a pedalear
y a no querer cruzar la calle sin mirar.

Pero hoy no está.

Me dijo buenas noches y no le abrí la puerta. No quería ver sus lagrimas
-porque yo tenía las mías-
que escurrían sobre la ropa de Mercedes,
mientras le dejaba en el vidrio,
con mis facies incrédulas,
el capítulo de la rosa y el pequeño con cabellos de trigo de sol
que no sería leído.
Como yo, no sería escuchado.



sábado, 17 de enero de 2015

Terror Nocturo o Pesadilla

No tengo problemas de sueño. El sueño tiene problemas conmigo. Me abandona en mitad de la madrugada: una, dos, tres, cien veces, cada que pongo mi cabeza sobre mi brazo derecho -cruzando las piernas y acomodándome en la siempre patética posición fetal, juro que es algo inconsciente- y término víctima de los brazos de morpheo.
Cada vez es peor que la anterior. Pero me hace delirar más y morir menos.