domingo, 22 de febrero de 2015

Ligero

- ¿qué has estado haciendo?
- Apagué la luz, no quería ver a nadie.

- ¿qué es lo que ha pasado?
-Me tiré a pasto. Estaba esta Luna grande hermosa. Geométrica. Casi recuerdo cuando Octavio nos hacía hacer las lineas de grafito. derechitas, derechitas, a mano alzada.

-¿Y entonces?
-Entonces se hacía más grande, cómo si estuviera cayendo en mi pecho, y yo quería guardarla para siempre, para enseñarsela en una fotografía o en una postal. Me daba su imagen caleidoscopica,  y a vece era negra y gris, y a vaces vainilla y un poco toronja.

-Suena a que no sabes de que estas hablando.
-Yo lo vi. Tu no estabas, Nadie estaba. Ni siquiera estas aquí ahora.

- Estoy sin estar.
- No sé, ya no sé si estoy soñando o acabo de despertar. El señor M. me dijo que no era yo, que era el odio que le tenía guardado.

- ¿será?
- Yo creo que hay formas de vivir muriendo. Me acuerdo de esos días. Me sentía mas yo. Como si nunca hubiera sido, hasta ese entonces. Me sentía ligerito, ligerito... como si me fuera a ir en cualquier momento.


miércoles, 18 de febrero de 2015

Titiritero

No es la causa de mis males
la que quieren silenciar
con colores y texturas
que me han de atormentar

No es lo muda que me quedo
cuando pienso que voy lento
simplemente es el miedo
que me llega con el viento

Los hilitos tu los tienes
vas jalando sin cesar
no te apena cuando mientes
no me deja respirar




domingo, 15 de febrero de 2015

¿qué encontramos?

"It's like you're screaming,
 and no one can hear

You almost feel ashamed
That someone could be that important
That without them, you feel like nothing


No one will ever understand how much it hurts


You feel hopeless; like nothing can save you


And when it's over, and it's gone
You almost wish that you could have all that bad stuff back
So that you could have the good"


"Es como estar gritando,
y nadie  puede escuchar

Casi te sientes avergonzado
de que alguien pueda ser tan importante
que sin ellos, te sientes como nada

Nadie entenderá jamás cuanto duele

te sientes sin esperanza;
como si nada pudiera salvarte

Y cuando se ha acabado, y se ha ido
Casi deseas que pudieses tener tener todas las cosas malas de vuelta
para que así puedas también tener las buenas..."



sábado, 14 de febrero de 2015

1 día: El Valentín


Tarjeta de Día de San Valentin

"Finos trazos en estos versos para ella, cuyos luminosos ojos,

brillantes y expresivos como los gemelos de Leda,
el adorado nombre suyo se descubrirá, que protegido reposa
tranquilo en esta página, y oculto para todo lector.
Lee, y con minuciosidad, este poema porque encierra un tesoro
grandemente bello, un talismán, un amuleto
para suspender del corazón. Estudia bien la métrica,
palabras, las letras mismas. No omitas
algo tan banal que pensar pudieras, a riesgo de extraviarte.
Y en esto gordiano nudo no existe,
que sin la magia de un sable no podrás deshacer,
de ser posible si solo entendieras la trama.
Y sobre la página esta, en que se fijan
tales ojos penetrantes, descansa, digo, más bien perdu,
un muy reconocido nombre con frecuencia pronunciado por poetas
en altos cenáculos, pues el nombre mismo es de poetisa.
Y no obstante que engañan con naturalidad sus letras,
así como el caballero Pinto (Fernando Mendes) lo haría,
siempre un sinónimo moldean de verdad. ¡Mas abandona todo esfuerzo!
Y el acertijo no podrás descifrar, aunque hagas cualquier intento."

-Edgar Allan Poe, 1846


Silencio.
Le empuja con fuerza
"Lárgate"
y no le deja libre el dedo meñique.
Hace frío. 

Podrían estar en una habitación cálida
y están ocultándose.

Hay charcos de agua en el suelo pero la noche es efímera.
Odian los colores y la gente.

Vio burbujas de colores.
Escuchó canciones de romance.

Y le exhala el humo en su boca.

Y le exhala el humo en su boca.


Para que lo deje ir al cielo
desvaneciéndose
infinito
como un reloj de arena
de tres minutos,,,

por tres minutos


Nueve.
-Ema




viernes, 13 de febrero de 2015

2 días: Toco tu boca


  Rayuela: Julio Cortázar



  Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano por tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja.

     Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y nuestros ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio. Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mí como una luna en el agua...

(Continuará...)

----

"Yo no fumo. Yo no. Pero hago que le fumo a tu cigarro para poder tocar tus labios en ese papel blanco"
Ema

jueves, 12 de febrero de 2015

3 días: Neil Hilborn


El amor desde la perspectiva de: Neil Hilborn



“La primera vez que la vi…
Todo en mi cabeza se silenció
Todos los ticks, las imágenes constantes desaparecieron.
Cuando tienes trastorno obsesivo compulsivo en realidad no tienes momentos callados.
Inclusive en la cama estoy pensando:
¿Cerré las puertas? Sí
¿Me lavé las manos? Sí
¿Cerré las puertas? Sí
¿Me lavé las manos? Sí

Pero cuando la vi, 
la única cosa en la que pude pensar fue en la curva de la horquilla de sus labios.

O la pestaña en su mejilla–
La pestaña en su mejilla–
La pestaña en su mejilla.
Sabía que debía hablar con ella

La invité a salir seis veces en treinta segundos.

Ella dijo que sí después de la tercera,
pero ninguna de las veces que pregunté se sintió bien así que tenía que seguir haciéndolo.

En nuestra primera cita,
pasé más tiempo organizando mi comida por colores de lo que pasé comiéndola o hablando con ella.
Pero le encantó.

Le encantaba que tuviera que besarla para despedirme 16 veces, o 24 si era miércoles.
Le encantaba que me tomaba todo el tiempo caminar hacia casa porque había muchas grietas en la banqueta.

Cuando nos mudamos juntos ella dijo que se sentía segura,
como si nadie nos fuera a robar porque definitivamente había cerrado la puerta 18 veces,

Yo siempre veía su boca cuando hablaba–
Cuando hablaba–
Cuando hablaba–
Cuando hablaba–
Cuando hablaba;

Cuando me dijo que me amaba, su boca se curveaba hacia arriba en los bordes.


En la noche ella se acostaba en la cama y me veía apagar todas las luces, y prenderlas, y apagarlas, y prenderlas, y apagarlas, y prenderlas, y apagarlas, y prenderlas, y apagarlas, y prenderlas, y apagarlas, y prenderlas, y apagarlas, y prenderlas, y apagarlas, y prenderlas, y apagarlas, y prenderlas, y apagarlas, y prenderlas, y apagarlas.

Ella cerraba los ojos y se imaginaba que los días y las noches pasaban frente a ella.

Algunas mañanas empezaba a besarla para despedirme y ella sólo se iba porque estaba haciéndola llegar tarde al trabajo.
Cuando me detenía en las grietas de la banqueta ella seguía caminando.
Cuando me decía que me amaba su boca era una línea recta.
Me dijo que estaba tomando mucho de su tiempo.
La semana pasada empezó a dormir en casa de su madre.
Me dijo que nunca debió dejarme apegarme tanto a ella; que todo esto fue un error,

pero… ¡¿Cómo podría ser un error que no tenga que lavarme las manos después de tocarla?!

El amor no es un error y me está matando que ella pueda salirse de esto y yo no.

No puedo–
No puedo salir y encontrar a alguien nuevo porque siempre pienso en ella.
Usualmente, cuando me obsesiono con algo, veo gérmenes escabulléndose en mi piel.
Me veo a mí mismo siendo atropellado por una infinita línea de coches.
Y ella fue la primera cosa hermosa en la que alguna vez me he estancado.

Quiero despertar todas las mañanas pensando en la manera en la que agarra el volante.
Cómo mueve las manijas de la regadera como si estuviera abriendo una caja fuerte.
En cómo sopla las velas–
cómo sopla las velas–
cómo sopla las velas–
cómo sopla las velas–
cómo sopla…
Ahora sólo pienso en quién más está besándola.

No puedo respirar porque él sólo la besa una vez­– ¡No le importa si es perfecto!

La quiero de regreso tanto que…
Dejo la puerta sin cerrar.
Dejo las luces prendidas”.






miércoles, 11 de febrero de 2015

4 días: Cuenta Regresiva

Para el día en que todo se empieza ver rodeado de colores rojos y rosas, globos de helio y flores, promesas inquebrantables y futuros corazones destrozados, que no serán aliviados...

El aire se siente pesado. Y tengo una flor de hilo negro y naranja en las manos.

Dejemos de pensar en qué es el amor, y mejor... solo vamos a sentirlo.

 Por ti, por mi, por él y por ella. Amor destructivo. Odio. 

#IamZero


-Ema

martes, 3 de febrero de 2015

It Never Stops

A life...


-"Hay demasiado dolor. Y no sé como no notarlo"
-¿Qué te lastima?
-"¡No! No a mi. Es de ellos. De todos. Y nunca se detiene."

*The Perks of Being a Wallflower. Stephen Chbosky. Febrero de 1999*

domingo, 1 de febrero de 2015

Libros para todos: Biblioteca callejera

¡Libros Vagabundos!

¡Saludines amiguecitoides! 
Búho y yo, Ema, nos aventuramos a Libros vagabundos para promover ésta gran iniciativa que sigue en pie desde hace ya dos años, y que sin fines de lucro se presenta ante la sociedad para fomentar la lectura de una manera peculiar.


Entrevistamos a este colectivo para otro lado B de el podcast No le Dígas a Mamá

Sin más preámbulos, aquí les dejo algunas fotografías así como un poco de información* sobre éste proyecto.

*Información tomada de la página oficial de Libros vagabundos en facebook

Gratis. Si, gratis. ¿hay algo más maravilloso qué eso?

Sé que es una fotografía borrosa, pero igual me gustó. Los defectos son una de las mejores cosas de la vida.


















El Principito

Alejandra nos regaló una gran interpretación de Somewhere Over The Rainbow



Si, ¡si te gusta! Así que Go ahead and pushale like 


Read ya Later, Alligator!
-Ema♦♣♠