Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2016

Evita el razonamiento.

Hacerse preguntas siempre fue su fuerte, como quien se prepara para una guerra de bolas de nieve.
Fue en ese momento en el que me di cuenta de ello, ese día que se quedó quieto como estatua y no dijo nada durante horas.


Luego, trate de llamarle durante días y supe, que no me contestaría la misma persona. Durante meses me pregunte si había muerto un poquito. Es tan difícil tirarle esa pared, y cuando cree que me alejo, la vuelve a construir.
Dice que no esta desconfiando, pero siento su mirada sobre mi hombro en el bar. Si no sigo la rutina, siento como me sangran los oídos, al compás de sus uñas contra el pizarrón.  Creo haber escuchado sus pensamientos mientras me escupía, tiene la manía de preguntarse y comparar, las situaciones a su alrededor, y cómo es que hoy esto pero no aquello. Me ha dicho que quería compartir la cama y luego me dijo adiós. Me estoy cansando de buscarle y me asusta su silueta en mi pared.
¿Es miedo? ¿Es soledad? ¿Es desconfianza? ¿Es que ha llegado el amanece…