Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2016

He sido bueno (frío) contigo.

Son demasiados los que tuvieron que partir, aquellos que no pudieron detenerse para dar una despedida, y así aliviar a quienes se quedaban con él corazón desgarrado, en las manos. Apretándolo. Deseando. Llorando. Rogando.
Cuando la mente vuelve a recordar la simplicidad de la complejidad que envuelve al tiempo, el apego, la vida y la muerte, todo se vuelve absurdo. La mente frágil puede perder la estructura y derrumbarse.   Miles de personas uniendo sus voces en un coro homogéneo, anhelando para su mundo, una respuesta.
 Son los pactos que aunque fuera tiempo, pueden quedarse y revivirse.
 El miedo de enfrentar un miedo. El gozo de experimentar el gozo.
 Son melodías que surgieron de poemas escritos por las manos de esos amantes solitarios, dueños de los protagonistas amores imposibles, nacidos en una cama de hubieras y cubiertos con sábanas de  promesas. Tirados en un jardín.

Perderse en el rumbo del tiempo. A veces es necesario que alguien te jale de nuevo al mundo real y te recuer…